5 técnicas avaladas por la ciencia para controlar la ansiedad en las citas

stressed women looking at the ground while she covers her ears

Sentir nervios antes de una cita es completamente normal, incluso si no sueles ser una persona ansiosa. Son muchos los pensamientos que se te pasan por la cabeza cuando conoces a alguien nuevo. Empiezas a pensar en lo que tu cita podría pensar de ti y en la impresión que vas a causar. Al mismo tiempo, te preguntas si esa persona te gusta lo suficiente, si habrá una próxima cita, etc.

A veces puedes calmarte respirando hondo y dejando de lado estos pensamientos. Pero, para algunos, esta ansiedad puede llegar a ser tan paralizante que acaban evitando las citas por completo. Si quieres salir con alguien pero te da miedo hacerlo debido a tu ansiedad excesiva, ¡aquí tienes cinco técnicas respaldadas por la ciencia para combatirla!

1. Acepta tu ansiedad

Esto puede parecer contradictorio, pero simplemente estamos diciendo que es normal sentir ansiedad y preocuparse por cómo puede resultar la cita. Tus preocupaciones son válidas. Eso sí, la preocupación excesiva podría paralizarte o incluso causarte síntomas físicos como insomnio o migraña.

Entonces, ¿qué haces?

Permítete sentir tu ansiedad, ¡pero solo por un período de tiempo! Unos 20 minutos más o menos. Se trata de una técnica recomendada por los psicólogos: reservar un poco de tiempo para ser consciente de estos sentimientos.

Lo que puedes hacer es aprovechar al máximo este momento para ser consciente de tu ansiedad, descubrir cuándo surgió, entenderla, etc. Pero, por favor, ¡intenta no ser demasiado durx contigo mismx!

A menudo, esto ayuda a poner tu ansiedad y preocupaciones en perspectiva y permite darte cuenta de que algunas de ellas no son tan críticas como creías. Lo mejor de todo es que, después de este tiempo designado, tienes que centrarte en dejar ir estas preocupaciones de tu mente durante al menos un día.

No va a suceder de inmediato, pero esto te ayudará a disminuir gradualmente tus niveles de ansiedad y a no paralizarte antes de una cita.

2. Ten una caja de preocupaciones

Woman sitting on the window and writing in a dairy

Si el taxi para llevarte a tu cita llega en 10 minutos y aún estás en pánico, escribe tus pensamientos.

Toma una pequeña hoja de papel y escribe tus preocupaciones, tus inquietudes y miedos. A continuación, busca una caja. Puedes ser una caja especial o puedes usar cualquier recipiente que tengas a mano.

Coloca ese papel en la caja y recuerda que una vez que hayas escrito esa preocupación y la hayas puesto allí, la habrás «depositado» y volverás a centrar tu atención en la cita.

Una vez más, esto no va a ser fácil al principio. Es posible que sigas teniendo pensamientos intrusivos pero cuando los escribes y los pones en la caja, estás tomando la decisión consciente de dejar ir esos pensamientos ansiosos. Y esto ya es un comienzo.

3. Replantéate tus peores escenarios

A menudo nos preocupamos porque anticipamos lo que va a pasar e imaginamos los peores escenarios. Pensamos cosas como: ¿Y si no le gusto? ¿Y si hago el ridículo en la cita? ¿Qué pasa si no piensa que soy una persona interesante?

Así la ansiedad aumenta gradualmente y puede parecer el fin del mundo imaginar que no le agrades o que te avergüences delante de esa persona que te gusta. Es posible que empieces a sentir que no eres lo suficientemente buenx, que no eres agradable y que empieces a preguntarte si alguna vez encontrarás el amor.

Sí… estos escenarios son posibles. Pero piensa, ¿es realmente tan importante? Cuando te encuentres anticipando el peor resultado posible, permítete imaginar que cosas concretas podrían suceder en realidad si ese escenario ocurriera. ¿Tal vez haya silencios incómodos o quizás tu cita puede parecer desinteresada?

Pero, demos un paso atrás: Vamos a replantearnos el peor escenario: ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿Que no te pida una segunda cita?

¿De verdad es esto el fin del mundo? ¿Significa esto que no eres una buena persona o que nunca encontrarás el amor? No, no es así. Simplemente significa que no le gustas a esa persona y que puede que no encuentres el amor con ella, ¡nada más!

4. Practica meditación mindfulness

La ansiedad a menudo se presenta cuando te preocupas por lo que podría salir mal en el futuro o empiezas a analizar lo que hiciste mal en el pasado, como algo que dijiste o escribiste.

En lugar de enfocarte en el pasado o en el futuro, trata de disminuir tu ansiedad practicando técnicas de mindfulness. Un estudio demostró que la meditación mindfulness puede ayudar con el estrés psicológico como la ansiedad, la depresión y el dolor.

Cuando practicas mindfulness, haces un esfuerzo por concentrarte en el presente y estar en el aquí y el ahora.

Puedes usar una app de meditación mindfulness. Por lo general, ofrecen meditaciones guiadas gratuitas, así como música relajante.

5. Respira

Literalmente, sí, ¡respira! Pero si la respiración normal no ayuda, intenta hacer ejercicios de respiración para calmarte.

Los estudios han demostrado que los ejercicios de respiración ayudan a reducir el estrés tanto de forma inmediata como a largo plazo.

Cuando sientes ansiedad, la parte racional de tu cerebro se ve afectada, por lo que puede ser difícil ser lógico acerca de tus miedos.

Cuando haces una pausa y cambias tu forma de respirar, también puedes cambiar tu forma de pensar y sentir, porque tu cerebro asocia distintas emociones con distintas formas de respirar.

Si sientes estrés tiendes a responder con un tipo de respiración superficial y rápida. Pero cuando estás en un estado relajado tu respiración es más lenta y se vuelve más profunda. Cuando cambias tu patrón de respiración, también puedes obtener los beneficios de las emociones asociadas con ese patrón de respiración.

Así que la próxima vez que alguien te diga que respires, no te limites a respirar de cualquier manera. Intenta respirar lenta y profundamente y deja que tu mente y tu cuerpo hagan el trabajo para ayudarte a relajarte.

La ansiedad en las citas es muy común y no deberías avergonzarte de sentirla. Entendemos que puede causarte mucho estrés tener que enfrentarte a situaciones que no puedes controlar totalmente. Esperamos que estos métodos te ayuden a controlar parte de esa ansiedad y que puedas salir y mostrar al mundo todo lo bueno que tienes para ofrecer. ¡Dalo por hecho!

LEER MÁS

Comparte este post

Únete a #Dating